Domingo 11 de octubre-Ushuaia


Ushuaia está muy tranquila en domingo, y como es el ecuador del viaje lo tomamos con calma. Desayunamos tarde y vamos por libre. L. va a misa en la iglesia Don Bosco de los salesianos en la calle San Martín. Quedamos a las 13h en el presidio del final de la calle Maipú.

Ciudad de Ushuaia

Llego un poco antes de la hora prevista  y visito el exterior del penal, donde tiene su base la Armada Argentina. El día se va estropeando, llovizna y J. no llega hasta las 13:30, así que en cuanto nos juntamos buscamos dónde comer.

Nos decidimos por la cantina de Freddy en San Martín, no buscamos más por lo desagradable del día y porque de ahí salen turistas que nos hemos cruzado antes y que nos lo recomiendan. Su especialidad son pescados y mariscos. Tienen centollas vivas a la entrada. Son enormes y a 200 pesos/kg. Tomamos trucha grillé (a la plancha) y J. arroz de marisco. 186 pesos incluido postre y mi café. Paga J. y mi deuda aumenta a 62 pesos. Aceptan Euros, Dólares, Pesos y tarjeta.

Por la tarde L. se va a dar una vuelta, J. y yo buscamos el jardín Yatana, un jardín privado que permite visitas, pero está cerrado. Cuesta 20 pesos la entrada. De ahí vamos a museo Yámana, 18 pesos o 9 a los estudiantes, y  decido entrar al museo del expresidio de ushuaia, 35 pesos.

El museo está montado en el antiguo penal de Ushuaia, que se construyó con la intención de montar una colonia en la región. Aunque finalmente fue sólo penal porque las mujeres no resistían las duras condiciones. La cárcel la construyeron los propios presos, que también fueron los que hicieron la obra pública de la ciudad. Les pagaban un pecunio de 33 céntimos. Son cinco alas, que sales de un hall central. Las galerías tienen dos pisos cada una. Una de ellas se mantiene tal cual estaba mientras era presidio y es sobrecogedor. Dentro de las instalaciones está el Faro del Fin del Mundo, el primero que hubo con este nombre, así llamado por Julio Verne. No tenía luz de 360º y causó más accidentes de los que evitó, así que construyeron el actual Faro del Fin del Mundo en la Isla de los Observadores y este se cerró. Fue reconstruido y ahora es únicamente turístico.

Al salir del museo llueve y hace frío. Me vuelvo al hotel y no tengo ninguna gana de salir. Ninguno de los tres salimos. Vemos TV.

Gastos:

–        Entrada Museo Yámana: 18 pesos

–        Museo del presidio: 35 pesos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: