Jueves 8 de octubre- Puerto Madryn


Ni puedo acabar el café del desayuno y ya están avisándonos de que partimos a Península Valdés, un área natural protegida, patrimonio mundial de la UNESCO. Desde Puerto Madryn cruzamos el istmo Ameghino, dejando a un lado el golfo San José y del otro el golfo Nuevo. En golfo Nuevo hacemos el avistaje de ballenas desde Puerto Pirámides, única población de la reserva. Subimos en pequeñas embarcaciones y, aunque hace mucho viento (nos advierten que eso no gusta a las ballenas) tenemos suerte y una con su cría nos acompaña con su navegación.

Ballena franca austral
Las aguas tranquilas de golfo nuevo

Creo que le divierte ver a la lancha, que se lo toma como un juego. Nos acompaña todo el recorrido, sólo dejamos de verla cuando viramos porque toca volver. Se mueve lentamente y se gira varias veces, está tranquila.

Panza arriba

El agua de los golfos es muy clara y el lomo de madre y cría se ven continuamente. Son ballenas franca austral y su población va en aumento, a diferencia de la franca boreal, en el norte de Argentina, que disminuye.

Madre y cría

Es increíble pero las gaviotas atacan  a las ballenas y les hacen agujeros en la piel a través de los que comen la grasa que éstas tienen acumulada.  Atacan principalmente a las crías y está llegando a ser un auténtico problema. Hay ballenas, de las identificadas en Golfo Nuevo, que se han desviado a costas brasileñas, lo que ha hecho que la municipalidad de Puerto Madryn empiece a tomar medidas contra la población de gaviotas. Si se van las ballenas de Puerto Madryn, está claro que la zona sufre una gran pérdida. Ojalá pueda volver a Patagonia y enterarme de cómo va el tema.

Gaviota atacando al ballenato

Al internarnos en la península el paisaje es de estepa, casi desértico, y vemos como especies autóctonas maras, guanacos y como especies introducidas ovejas, vacas y liebres.

Guanaco

Vemos dos salinas inmensas, salina grande y salina chica, que abastecen a todo el país. Como el resto de península valdés, el territorio dónde están las salinas es propiedad privada, son estancias y pertenecen a los “estancieros” o dueños de la tierra. Cuando el estanciero llega a un acuerdo con el gobierno es posible visitar la estancia, en cambio, en el caso de las salinas no hay tal acuerdo y las vemos desde lejos, sin poder entrar a ellas.

A lo largo de 200km de costa, en península Valdés, se pueden observar lobos y elefantes marinos y algún que otro pingüino medio perdido.

Leones marinos en Península Valdés

Es el único lugar en el que se pueden avistar leones de mar en tierra. Las demás colonias están en latitudes similares pero siempre en islas alrededor de la Antártida.

Hembra herida por macho alfa

Cada estación del año, en Península Valdés, tiene su encanto porque la fauna sigue sus ciclos y según cuando visites esta zona puedes encontrarte animales en distintos períodos: apareamiento, cría…..o incluso, en verano (nuestro invierno) no encontrar según qué animales. La primavera es época de cría, y encontramos tanto a las ballenas como a los lobos de mar con crías.

Madre y cría

Dentro del viaje que estamos haciendo, quizás península Valdés es lo menos impresionante en cuanto a paisaje, por la llanura desértica del paisaje patagónico, pero aún así tiene su encanto y desde luego en cuanto a fauna es irrepetible todo lo que estamos viendo. Me llama la atención el silencio, la tranquilidad que se respira en estos parajes y lo respetuoso que es todo el mundo. Siempre me he considerado una urbanita convencida pero este viaje me está haciendo replantearme muchas cosas.

Ni un paso más o no respondo

Dentro de la Estación La Elvira recorremos los senderos que llevan a Caleta Valdés, una especie de lago que se forma en la península. La comida ha consistido en pillarse algo en la Estancia y comerlo así de corrido.

Y vuelta a Puerto Madryn, parando en el Centro de Visitantes, donde hay un pequeño museo sobre la flora, la fauna y la historia de esta península. Llegamos al hotel a las 18:00 y salimos a dar una vuelta. El centro se ve muy animado, compro aquí mi CD de Charly García a 30 pesos.

Puerto Madryn

Las entradas nos han costado 45 pesos la del Parque y 120 el avistaje. Los argentinos siempre tienen descuento, y los de la provincia del Chubut aún más. Hay muchas empresas que gestionan las excursiones y estas visitas, pero por lo que oigo a los demás españoles del grupo hay bastantes problemas: el hotel no es lo esperado, los servicios que creías incluidos no están… creo que los españoles nos quejamos muy poco, desde luego mucho menos que el argentino y eso lo aprovechan. Todo es muy caro en las zonas típicas de turismo, viven del visitante, y es más caro en ese sentido que Iguazú. En Iguazú había más argentino, aquí no, todo gente de fuera. Los argentinos vienen verano (nuestro invierno), de vacaciones y a la playa, porque esa época en Puerto Madryn no hay apenas fauna.

Estoy agotada así que, aunque los chicos van a ir a cenar a una parrillada de escándalo, decido quedarme. Mañana me contarán que tal en La Estela. Nos lo recomendó Carina, nuestra guía, y está a una cuadra del hotel. Toman bifé de chorizo a 26 pesos. La cena está muy buena y el local muy bonito, con postales de diversas partes del mundo.

Gastos:

–        Entrada al Parque: 45 pesos

–        Avistaje: 120 pesos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: