Sábado 3 de octubre – Buenos Aires

Salimos de Santigo J. y yo. Nos encontramos con L. en la T4 de Barajas, de ahí a la terminal satélite y salida hacia Buenos Aires según lo previsto.

El vuelo dura 12 h.  Los tres conseguimos dormir aunque el vuelo se hace algo pesado.

Llegamos a Buenos Aires a las 13:00 del sábado 3 de Octubre, las 8:00 hora local, 5 horas menos. Allí no hay cambió oficial de hora, así que dependiendo de sí acuerdan o no el cambio pueden ser 4 o cinco horas de diferencia. Durante nuestra estancia en Argentina nos tocó vivir la discusión del cambio horario; finalmente ganó la presión de los empresarios y el gobierno decidió que no habría cambio de hora.

ESTAMOS EN ARGENTINA!!!!

bandera-argentina

En el avión nos entregan la tarjeta de entrada al país, que deben cubrir los no residentes y un impreso del Ministerio de Salud que cubrimos todos los pasajeros… culpa de la famosa GRIPE A.  En aduana compruebanel pasaporte y recogen la tarjeta de entrada. El otro impreso nos lo quedamos, nadie lo recoge ¿?.

Recogemos las maletas y L. cambia dinero en la sucursal del Banco de la Nación Argentina del aeropuerto de Ezeiza. El mejor cambio siempre es el de los bancos. Abundan también casas de cambio, pero con peor cambio siempre. Peor incluso que el cambio que te hacen en los propios comercios que aceptan euros o pesos. Ahora mismo el euro está a 5,50 pesos y subiendo.

En Ezeiza, sin salir de la terminal de llegada hay diversos mostradores de empresas que ofrecen transporte al centro de Buenos Aires en Remise (vehículo privado para transporte), taxi, autobus privado o colectivo (autobus público).

Optamos por un taxi que nos cobra 90 pesos, el mejor precio es con Transfer Express. Un anciano nos ayuda con las maletas y nos guia hasta al taxi. Intentamos ayudar al señor con las maletas pero parece incomodarle, nos comenta que es jubilado y se busco este empleo y que es su trabajo. En cinco minutos de charla me comenta que el tiempo está siendo bueno, que el 12 juega la selección Argentina, que las olimpiadas se las llevó Río y sin embargo él apostaba por Madrid…. me doy cuenta que es verdad que resulta muy fácil entablar conversación con cualquier argentino.

De camino al hotel Avenida, en Avenida de Mayo 623, nos para la policía nacional y pide la licencia al taxi. Todo en regla. El conductor es extremadamente amable con los agentes y según nos dice así debe ser para no buscarse problemas. El hotel está muy bien situado pero es muy sencillo y muy viejo, 150 pesos habitación individual y 210 la doble con desayuno incluído. Tienen internet gratis.

Una ducha y listos para nuestro primer contacto con la ciudad, a 5 minutos está la plaza de Mayo. Visitamos la Casa Rosada, en una visita guiada y gratuita. El palacio presidencial está siendo restaurado. La visita la llevan a cabo los granaderos o guardia uniformada de la casa rosada.

Casa rosada

Casa rosada

Interior de la Casa Rosada

En el entorno de la plaza de Mayo entramos también en la Catedral Metropolitana, donde llama la atención una imagen de Cristo de madera a tamaño natural. También el suelo de mosaico y el altar, es un buen sitio para resguardarse del calor del verano.

Catedral Matropolitana

De la plaza de Mayo nos gusta también el edificio del Cabildo que llama la atención por la sencillez de su fachada. Cierra los sábados, tendremos que entrar en otro momento.

El Cabildo

El Cabildo

Recorremos la avenida de Mayo, donde están el café Tortoni, el Teatro Avenida, el Palacio Barolo y llegamos hasta la Avenida 9 de Julio (imagén típica de Buenos Aires), inmensa y con un magnífico obelisco en la intersección con la Avenida Corrientes.

OBELISCO- AV.9 DE JULIO

Comemos en Café Oriente, avenida Mayo 999 esquina con 9 de Julio, yo un menú de 30 pesos que incluye empanada de carne, milanesa de soja, la bebida y café. Los chicos su primer bifé de chorizo. El local es bonito y tiene mucho movimiento, estamos rodeados de porteños y aunque es tarde hay gente comiendo. De hecho hay gente comiendo cuando entramos y mientras comemos y nos vamos dejando a gente comiendo. Creo que a cualquier hora es un buen sitio para comer.

Por la tarde vamos a la Plaza Lavalle, muy tranquila y al lado de los Tribunales y el palacio de Justicia. Allí está también el Teatro Colón que ocupa toda una manzana, el edificio es impresionante y eso que está rodeado de andamios. No se puede visitar debido a la reforma y es una auténtica pena porque aún así, todo rodeado de vallas resulta impresionante.

Continuamos hasta el Palacio de las aguas corrientes, en Avenida de Córdoba, que nos sorprende por lo imponente del edificio. Muy lujoso, con mármol azul. En la fachada tiene escudos de las provincias Argentinas y está rodeado de palmeras que le dan un aie tropical. Me sorprende que la historia del edificio sólo tiene como reseña ser la antigua sede central de la empresa Aguas Argentinas. Ahora alberga el Museo del Patrimonio, nada importante para semejante palacio.

Continuamos hasta la plaza Dos Congresos con el Parlamento y el Senado. En esta plaza finaliza la Avenida de Mayo. Todas las manifestaciones y proptestas se realizan en Plaza de Mayo o en Dos Congresos, y lo normal es incluso comenzar en una de las plazas y recorrer toda la Av. de Mayo hasta la otra.

P1020396

Congreso de la nación

En Dos Congresos hay otros edificios de interés como el de la abandonada Confiteria Molino, que se llama así por el molino que hay en la fachada del edificio. Allí tomaban el café los políticos en su día. Es una pena ver edificios como éste en un estado tan ruinoso, y esa sensación la tendríamos no pocas ocasiones en B.A. Nos llama la atención la cantidad de gente que duerme en esta plaza, como ocurría en la plaza Lavalle.

Tomamos un helado y volvemos al hotel recorriendo Avenida de Mayo. No estamos cansados así que nos acercamos a Puerto Madero. La historia de este barrio es alucinante, partiendo del viejo puerto de Buenos Aires, que había quedado obsoleto se ha construido un barrio impresionante. El concurso de ideas para crear esta nueva zona de la ciuad es de 1991!!!! y viendo lo que hay creo que se ha superado cualquier espectativa con creces. El barrio de Puerto madero Limita con los barrios de Boca al sudoeste, San Telmo al oeste y Retiro al norte y está detrás de la plaza de mayo y sin embargo parece otra ciudad.

800px-Buenos_Aires_-_Puerto_Madero_at_night[1]

Puerto Madero

Puerto Madero esta divido en 4 Diques y son muchas las torres construídas, ya sean residenciales o de empresas, me gustan especialmente la Torre Repsol YPF y las Renoir. Todas las calles de Puerto Madero llevan nombre de mujer, de destacadas mujeres argentinas.

Ahora mismo es el barrio más caro de Buenos Aires, exclusivo, tranquilo y visitado por los turistas. Eso ha sido criticado entre los porteños, por la cantidad de dinero que el gobierno ha puesto para configurar un barrio de élite.

En Puerto Madero está atracada la fragata Presidente Sarmiento, primer buque escuela de la armada argentina y que ahora puede visitarse como museo. A estas horas desde luego no, así que la vemos así amarrada e impresionantemente bella

fragata_sarmiento[2]

Museo fragata Presidente Sarmiento

El Puente de la Mujer, obra de Calatrava, también está en Puerto Madero

ukvngjju-1253575405-bg[1]

Puente de la mujer

En Puerto Madero están tres hoteles de cinco estrellas, el Buenos Aires Hilton, el Faena Hotel y el Sofitel Madero y restaurantes impresionantes, pubs y lounges. Son caros para un porteño, pero con la ventaja del cambio normales para nosotros y creo que merece la pena cenar aquí. Recomendaciones : Restaurante Cabaña Las Lilas, Who, Acqua Lounge Disco……..

Fin de nuestro primer día en Argentina. Y que día !!!!!